¿Qué son las Bolas Chinas y para qué sirven?

para que sirven las bolas chinas

Los juguetes eróticos nos ayudan a hacer más picantes las relaciones íntimas, de eso no hay duda. En algunas personas causan cierto recelo, mientras que otras son fieles adictos a usarlos. El objetivo principal de ellos es generar más placer al momento del sexo. Pero existen ciertos objetos que creías juguetes sexuales que tienen utilidades que tal vez desconoces.

El uso de estos objetos se ha convertido en el fetiche más atrevido de algunas personas. Tal vez antes de leer este artículo, al escuchar el término “bolas chinas”, tu mente las relacione con sexo anal. Una idea que ha sido provocada por centenares de películas eróticas. Por lo cual hoy en día son muchos los que adquieren un par de estas esferas para incluirlas en sus experiencias anales.

Las bolas Ben Wa o de Geisha son en realidad elementos de uso terapéutico. Son ligeramente pesadas y se utilizan para realizar ejercicios de suelo pélvico. A diferencia de la creencia popular, no se introducen en el ano, en cambio deben ser insertadas vía vaginal. Ofrecen un contrapeso que ayuda a tonificar la vagina, potenciando las sensaciones orgásmicas de la mujer.

Las bolas chinas son de estos misteriosos elementos con más beneficios fuera de la cama que dentro de ella. Al usarse de manera terapéutica, sirven para fortalecer el suelo pélvico. Siendo así, no solo son capaces de potenciar el orgasmo femenino, también contribuyen a la salud de la mujer. Si quieres conocer más sobre ellas, sigue leyendo ¡sus beneficios te sorprenderán!

Que son las bolas chinas

A pesar de llamarse “bolas chinas”, su origen es japonés. Se tratan de dos esferas que en su interior poseen una bola más pequeña que choca contra sus paredes. Están unidas por un cordón para facilitar su extracción luego de usarlas. Al caminar con ellas dentro de la vagina, la mujer suele sentir una vibración, debido a las pequeñas bolitas que se mueven dentro de las más grandes.

Como se usan las bolas chinas

Si te han aconsejado comprarlas pero no sabes cómo usar las bolas chinas, aclararemos todas tus dudas. La forma en cómo se utilizan las bolas chinas es realmente sencilla, solo necesitas introducirlas dentro de la vagina. Para evitar molestias, echa mano del lubricante, esto facilitará su inserción sin lastimar tus genitales.

El uso de bolas chinas es bastante similar al de un tampón, el cordón debe dejarse por fuera. Para provocar las contracciones del suelo pélvico que ayudarán a fortalecerlo, es necesario moverse con ellas. Al principio puede que solo las soportes un cuarto de hora, pero con el paso de los días lograrás sostenerlas un poco más. Aquí te explicamos cómo colocar las bolas chinas.

Para insertarlas de manera correcta es necesario que estés muy relajada. Utiliza lubricante a base de agua en la primera bola. Busca una postura que te permita introducirlas sin complicaciones. Puedes probar sentada, acostada, de pie o en cuclillas. Comienza por la más grande, colócate enteramente de pie y notarás inmediatamente como tu vagina intentará sostenerlas.

Al caminar el entrenamiento habrá comenzado, los músculos trabajarán para mantenerlas dentro. Sal de compras, de paseo, realiza ejercicios de Kegel. Aumenta la cantidad de minutos en que las usas y empezarás a percibir sus beneficios en poco tiempo.

Para que sirven las bolas chinas y sus beneficios

Están diseñadas para hacer que el suelo pélvico tenga más conciencia y capacidad de contracción involuntaria. Son muchos sus beneficios tanto terapéuticos como sexuales, no puedes dejar de conocerlos. 

Tonificar la musculatura del suelo pélvico. Para ello se introducen en la vagina un par de bolas generalmente unidas por un hilo que permite extraerlas. Para conseguir realizar el ejercicio es necesario moverlas dentro, generando una vibración que implica la activación muscular para lograr sostenerlas. Producen sensaciones placenteras que pueden llevar a una connotación sexual.

Estos objetos son empleados para mejorar diferentes problemas de la mujer. Las patologías de suelo pélvico que llevan a sufrir incontinencia urinaria leve, son el principal motivo de uso. Ofrecen ventajas en la sexualidad, permitiendo movimientos durante el coito que excitan aún más a la pareja. Un mejor tono muscular de la vagina mejorará por mucho las sensaciones durante el sexo.

Bolas chinas para incontinencia

Son utilizadas en las patologías de suelo pélvico que llevan a sufrir incontinencia urinaria leve. Esta situación se incrementa por la falta de colágeno, disminución de estrógenos y sequedad vaginal. Según investigaciones, se ha demostrado que junto a otros tratamientos, luego de 6 meses de uso, el problema desaparece.

Bolas chinas para embarazadas

Están contraindicadas, ya que el útero durante la gestación soporta suficiente peso. Utilizar estos elementos podría provocar con el paso del tiempo un prolapso. Se recomienda su uso como rehabilitación tras el parto, solo después de la cuarentena y si el médico lo considera pertinente.

Bolas chinas para intimidad

Ofrecen ventajas en la sexualidad, incrementando la lubricación vaginal. Un buen tono muscular permite realizar contracciones voluntarias que excitan al hombre durante el coito. Pueden utilizarse durante el acto sexual como juguete, insertándolas y moviéndolas a placer para disfrutar de las sensaciones.

¿Con cuanta frecuencia y por cuánto tiempo se utilizan?

Se recomienda su uso durante cuatro meses a diario. Esto brindará la tonificación ideal que necesita el suelo pélvico. Como todo ejercicio, es necesario mantener los resultados. Una vez pasados los primeros meses, podrás utilizarlas semanal o quincenalmente. Para fines recreativos no se recomienda su utilización sin consultar a un especialista, pues tu musculatura podría verse afectada.

Puedes comenzar caminando con ellas durante 15 minutos, después de dos semanas media hora o un poco más si resistes. Puedes llegar a sentir molestia, incluso dolor, disminuye el tiempo de uso y descansa por unos días. Si el dolor continúa luego de 48 horas, no dudes en consultar inmediatamente a tu médico.

Que sensación dan las bolas chinas

El efecto vibratorio que producen las esferas al moverse dentro de la vagina causa sensaciones placenteras. Es bastante probable que durante su utilización la mujer experimente un incremento de fluidos vaginales, excitación y orgasmos. Debido a esto es que se ha dado una connotación sexual a objetos principalmente terapéuticos.

No podemos negar que aunque sirven para solucionar problemas de suelo pélvico, los beneficios sexuales son increíbles. Usarlas antes del coito logra potenciar el orgasmo femenino. La fuerza adquirida con los ejercicios de contracción también aporta grandes sensaciones eróticas en los hombres. Se eleva la sensación de control en las paredes vaginales, brindando mayor seguridad a quien las utiliza.

Comienza con las más grandes. Puedes utilizar en un principio esferas con poco peso para adaptarte al ejercicio. Poco a poco podrás elegir bolas que ejerzan mayor presión a tu suelo pélvico. Conseguir soportar el peso te llevará menos tiempo del que te imaginas. La vagina se adaptará rápidamente y podrás avanzar a nuevos instrumentos con mayor pesadez.

Luego de introducirlas, colócate enteramente de pie. Notarás de inmediato como tus músculos se  contraen para sostenerlas. No te preocupes si se caen al suelo. Intenta realizar la terapia de rodillas en la cama, atrapándolas con los músculos vaginales cuando intenten salir.  En pocos días conseguirás mantenerlas dentro mientras caminas.

Durante el ejercicio es posible que experimentes un orgasmo. No te sorprendas, es algo normal. Una deliciosa recompensa que llegarás a sentir en repetidas ocasiones cuando las utilices.

Algunos datos que podrían interesarte sobre las bolas chinas

Es importante resaltar que para hacer uso de ellas en el ámbito sexual deben elegirse las más ligeras. Menos peso es menor probabilidad de hipertonificación de los músculos vaginales, pudiendo disfrutar de ellas cada vez que lo desees. Si se requieren de modo terapéutico, es necesario que un especialista sea el que indique las más apropiadas para el problema de la mujer.

El entrenamiento con las bolas chinas debe ser progresivo. No conseguirás resultados terapéuticos de la noche a la mañana, pero te sorprenderá lo rápido que tu vagina conseguirá soportar diferentes pesos. Olvídate de la frustración, disfruta de cada etapa del tratamiento y siéntete triunfal al avanzar en él.

Bajo ninguna circunstancia deben ser introducidas en el ano. Para esta zona del cuerpo existen otro tipo de juguetes sexuales que están diseñados para su anatomía. Si eres de los que disfruta el sexo anal, puedes incluir bolas chinas en el acto introducidas en la vagina. Esto aumentará las sensaciones al máximo si se utilizan durante la penetración anal junto a la manipulación del clítoris.

Puedes adquirirlas tanto en la calle como en línea. Búscalas en la farmacia más cercana, pero si quieres mejorar tu experiencia, un sex shop será una buena elección. No solo te harás con las bolas chinas, también podrás escoger otros juguetitos para volver más interesantes tus sesiones sexuales.  Según tus necesidades las hallarás en diferentes colores, texturas, materiales y pesos.

Una vez que las poseas recuerda cuidarlas. No utilices detergentes abrasivos para limpiarlas, en cambio sumérgelas en agua caliente y aplícales jabón neutro. Evita toallas para secarlas, estas dejan pelusas en la superficie que pueden acabar dentro de tu cuerpo en el próximo ejercicio. Para culminar, déjalas secar al aire por unos minutos antes de guardarlas.

 

Quizás te interese:

Catálogo

0
whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea